Acuarela de ideas 2

William Luncast (Tomado de http://williamluncas.blogspot.es/)

La dignidad es innegociable: podrán torturarte, encarcelarte y vilipendiarte; pero no quitarte la dignidad si no quieres.

La libertad es una virtud de quien la respeta: nadie tiene derecho a mancillarla.

Los burócratas martillean, sin escrúpulos, la dignidad y la libertad de las personas.

La vida es de los que no claudican ante el poder ideológico opresor, ya sea el de una casa, el de una localidad, un país o un continente

Queremos la vid de la vida política aquí: ¿por qué no encontrarla en nuestro Apóstol José Martí?

Los terroristas ganan donde son el ejército de poderosos invisibles. ¡Qué lástima tanta mentira y fraude político de los que controlan el poder manipulando al pueblo!

Los pueblos son moldes aguijoneados por los que siempre pueden cambiar el rostro del poder, para mantenerlo.

Todos deberían gritar cuando, en nombre de la justicia, se cometen crímenes atroces contra las personas que disienten. ¿Quién es G?

3 de enero de 2017

II.

Un padre, genial médico él, puja por su hijo de 8 años, retenido por la madre ofuscada por el desamor. La custodia es compartida, pero nada puede hacer él sin tener que forzar al pequeño.  ¿Por qué tanta bestialidad al tratar con los niños inocentes: no los envenene con las cargas adultas?

Una niña de 4 años, sin dejar de caminar cuando pasó por mí lado, me sonrió mientras me saludaba con su manita derecha. Me estremecí de contento.

¿Quién puede quedar ajeno ante la sonrisa silvestre de una niña de cuatro años? La vida encuentra allí su asidero.

Quien no cree en los niños y en los ancianos: ¿cree en la vida?  No, en la vida no.

Sé feliz ahora, que es más tarde de lo que piensas, me dijo la chica anciana.

III.

Felicidades a todas y todos. Les deseo a todas las personas lo suficiente en todo. La vida consume a diario a las existencias mustias y se revela contra ellas de mil formas. No hacerle caso a esa protesta conduce inexorablemente a la podredumbre más inequívoca de nuestra capacidad para ser felices. Muchas veces se piensa que se tiene todo el tiempo para hacer planes y revelar todos nuestros sueños, pero la felicidad depende, más que de cualquier otra cosa, del modo en que nos revelemos con respecto a las personas que nos rodean. La solución es el equilibrio en todo y en revelarnos todos los días contra el espíritu angustioso, la pesadumbre de las acciones, la miseria de nuestros pensamientos, la acritud de nuestros caracteres y la tristeza de nuestras vivencias. Intentar ser felices en cada segundo de nuestras vidas es el único modo de lograrlo en muchos más instantes. Sean felices, entonces, porque como dice mi amiga, siempre es más tarde de lo que se piensas

 

IV.

¡!!Privilegiado soy!!! La abracé fuertemente ayer al amanecer –por su cumpleaños 85- si bien demeritando a mis brazos para que no hirieran más sus vértebras ya osteoporizadas; aunque no tanto como para privarme de su cercanía más próxima. Sus ojos vidriosos, por las lágrimas que ahora se regodearon desde lo profundo, cuando casi siempre brotaban solo desde su silencio íntimo, me estremecieron de una manera brutal, más que todo porque días antes pude ver a la madre de una amiga, de la misma edad, de los mismos sueños de antaño, que ahora yace  mustia sin saber absolutamente nada de ella misma, como la naturaleza muerta, y menos sin poder esbozar una sonrisa fértil como la que me regaló mi madre después que nuestro abrazo fecundo. Todos los hijos que tienen a su madre todavía con una mente viva y un cuerpo que se resiste a vencerse, debería festejarlo de todas las maneras posibles, sobre todo, entregándose a ella.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s