Congreso de historiadores espirituanos

Por William Luncast

Desde la sencillez más plausible, el Congreso Provincial de los historiadores espirituanos -desarrollado este miércoles 17 de octubre de 2018- fue un evento extraordinario, tanto desde el humanismo que en él se desbordó, como en lo estrictamente científico.          

Estuvimos todos los miembros de la Unión de Historiadores de Cuba (Unhic)-que habían presentado ponencias o que actuaban como tribunal- en el local que ocupa actualmente el proyecto de la maqueta de la ciudad de Sancti Spíritus, sita en el Bulevar, casi esquina con la Colonia Española; lugar privilegiado donde se dan la mano una construcción histórica y la exposición de la historia viva.

Hacía años no entraba yo al lugar y debo confesar que me causó una excelente impresión, con sus arreglos constructivos, rediseños de espacios para su reconversión funcional, las exposiciones fotográficas o de otro tipo y la bohemia que esparcen quienes la visitan o trabajan allí.

En ese lugar, muy acogedor por cierto –desde dentro se constata, desde fuera se obvia- los historiadores se dieron cita en dos locales donde, en igual número de comisiones de trabajo, se expusieron más de veinte investigaciones de diversos lugares y temas, con medios técnicos oportunos y la voluntad de todas las personas participantes de preguntar, intercambiar y analizar sobre las mismas.

Estudios pedagógicos sobre la enseñanza de la historia, teóricos sobre temas tan dispares como el azúcar o el béisbol y proyectivos sobre las investigaciones arqueológicas realizadas y el desarrollo (I+D) sustentable de la región, se expusieron con mucha suficiencia científica y analizados por todas las personas que tuvieron el privilegio de participar de una jornada que intentó reconfigurar, como producto añadido, el escenario donde el conocimiento histórico deberá tener su eco más prominente.

Por demás, fue una de esas jornadas que siempre tienen un valor agregado fundamental, el del reencuentro de quienes hacen de la historia de Cuba un asunto medular en sus vidas profesionales y hasta personales.

De hecho, en el evento estuvo presente una selección de combatientes de la revolución cubana, los que siguen dando fe de su apoyo moral a la Unhic, siendo paradigmas de la continuidad de la primera sección de base de esta organización creada en Sancti Spíritus y no se perdió la oportunidad, al mismo tiempo, de entregarle finalmente el diploma al periodista Pastor Guzmán Castro como acreedor del premio Pérez Luna del 2018.

Al término de esta magnífica jornada no podía faltar un almuerzo digno, que es aquel que en lugar humilde donde la pompa se inquieta ante la falta de exquisiteces o retumbantes  delicias culinarias, se satisfice la necesidad de comer agradablemente, en tanto se da rienda al placer de estar juntos todavía y con muchos deseos de seguir el rumbo donde la historia se haga realidad social desde los postulados de instituciones y personas que no quieren cejar en ese empeño.

Miércoles 17 de octubre de 2018

Anexos:

Trabajos presentados:

Comisión 1; Comisión 2

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Congreso de historiadores espirituanos”

  1. Da gusto ver de cerca a los colegas que casi siempre nos hemos visto en distintos escenarios reflexionando acerca d la historia. Pensativos y alegres en estos casos. Felicito a los organizadores de la actividad y a ti que sin muchas ínfulas escribistes y dejaste memoria d lo acontecido . Gracias por participar desde lejos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s