Los símbolos fuera del closet

Por William Luncast

Ideas claves: la ley tiene que ser lo más flexible posible, porque el espacio que nosotros dejemos libre, otro lo va a ocupar//la bandera es la que hay que llevar siempre en la lucha que estamos librando en este mundo convulso // los símbolos patrios han sido piezas claves en toda nuestra historia // las banderas no son de los gobiernos, son de los pueblos// hay que aplicar la ley sin extremos y sin malas interpretaciones

Habían sido convocados en un horario estelar de la televisora Centrovisión al programa “Mirada Reflexiva de Jueves” del jueves 2 de mayo para hablar sobre el proyecto de ley referido a los símbolos patrios que sigue analizándose por algunas personas en Cuba, y como no son en modo alguno perezosos y saben tener criterios o esbozar los que institucionalmente se asumen, allí estaban tres miembros de la Unión de Historiadores de Cuba (Unhic) de la provincia de Sancti Spíritus.

Invitados estaban su presidente el Doctor Ramón Reigosa Lorenzo, quien estaba escoltado por los másteres Gonzalo Carlos Gómez González, el vicepresidente de esa institución e Ysrael Coca Monteagudo, asesor del trabajo metodológico del Mined, los tres por demás profesores de historia de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez.

Los historiadores estuvieron acompañando al médico Alexis Lorente Jiménez, diputado a la Asamblea Nacional y presidente de la municipal en este territorio, ya un especialista en lo relacionado a la ley correspondiente y también a la periodista Elsa Ramos, quien ha liderado estados de opiniones con fuerte basamento social sobre diversos temas, por lo que es una de las personas más seguidas en este ramo, junto al presentador oficial Luis Ángel Cruz Gómez.

El guía de los disertantes planteó al inicio algunas de las preguntas que deberían contestarse, como por qué es importante el debate del tema en la sociedad cubana, cómo reforzar el reconocimiento y respeto hacia esos símbolos y cómo potenciar el valor patriótico ante las amenazas externas, apostillando que esa mirada reflexiva sería centro de ese programa de este CentroVisión, con lo que implícitamente elimina cualquier mención al símbolo fundamental que ha tenido ese canal por años, que no es otro que el de “Yayabo”, cosa que había llegado a mis oídos sin darle crédito hasta ahora mismo, cuando tristemente, de golpe y porrazo para algunos de los televidentes, constatamos que algo tan genuino y universalmente nuestro puede sobrar, no gustar, no creer que sea válido como identificación y, excepcionalmente –aunque no lo creo- ofender o avergonzar a algunas personas.

Descartando las preguntas, que eran más graduadas en la mesa de alguien que dirigentes del diálogo que se intentaba hacer, lo que casi nunca sucedió, el programa transitó por la exposición de puntos de vista individuales, perdiéndose nuevamente, como vieja práctica de Cuba, la posibilidad de intercambiar criterios, contrapreguntar, inquirir y fundamentar ideas; salvo cuando el manejo periodístico oportuno de Elsa o la habilidad contestataria de Reigosa se reveló.
Primero que todo se expusieron puntos de vista de algunos televidentes que, estemos de acuerdo o no, son parte de algunas de las ideas que se están planteando, pública o privadamente, sobre los símbolos patrios, las que pudieran sintetizarse en:

La ley existente ahora es bastante rígida en cuanto al uno de los SN, y no se cumple al pie de la letra (yo diría que ni al pie, ni más arriba), pues no permite el gravado, el cifrado de frases, etc. // Ahora ha salido una ley que regula todo eso. No pienso que una persona chabacana, con un pantalón medio roto lleve nuestra bandera. La podrían portar en la ropa y en cualquier lugar personas respetuosas, que sean elegantes al vestir.// Siempre he criticado ver la bandera en zapatillas, pulóveres, en shor, pues los símbolos son sagrados para el buen cubano // No deberían usarse los símbolos patrios encima, porque no son piezas de exhibición // Eso es un problema mundial, en casi todos los países se utilizan ropa e incluso en ropa interior, lo veo como un asunto más universal //En las escuelas se debe ahondar más en la historia de nuestra patria y de nuestros símbolos, y enseñar a los niños a cantar el himno, no a tararearlos.

Posteriormente, con calzo en las preguntas formales realizadas, cada uno fue desbrozando ideas, más formales cuando se atenían a la ley o lo establecido en el ministerio de educación, más concretas cuando se trataba de la historia y más libres cuando se exponían pensamientos propios; con lo cual se fueron constituyendo estas miradas reflexivas de los panelistas, que ahora les esbozo.

El Doctor Ramón Reigosa Lorenzo, introduciendo el tema, especifica que la Constitución cubana define cuáles son los Símbolos Patrios (SP) y que en el proyecto de ley que se discute y está por aprobarse se establece todo lo que tiene que ver con los mismos, acentuando que el pueblo ha participado ahora de alguna manera en ese debate y por distintas vías ha dado su opinión y “como se puede ver” (se refiere a lo expresado arriba) es muy diversa y polémica, porque todos no tenemos el mismo criterio respecto a cómo la ley debe regular el uso de los símbolos.

¿Cómo debe regularse?, le pregunta Elsa fuera de programa: “Eso es bien difícil”. Y diserta: contrario a lo que muchos piensas, Cuba es uno de los países donde más se respetan los símbolos, lo que no quiere decir que no tengamos dificultades. De todas formas tengo mi criterio sobre la nueva ley y lo que debe regular. Está claro que la ley anterior era demasiado rígida, tanto que no se cumplía. Si tú haces una ley, la haces para que se cumpla.

Continúa abundando Reigosa: creo que no debe ser muy rígida la ley, sino todo lo más flexible posible, porque el espacio que nosotros dejemos libre, otro lo va a ocupar. La ley dice que no se puede llevar la bandera en un pañuelo, pero por ejemplo hay un compañero que todos los domingos en los juegos de softball de veteranos siempre se pone un pañuelo con la bandera cubana en la cabeza y encima se pone su gorra. Si se aprueba la ley como está, vendrán a requerir al jefe de la liga, o a él le pondrán una contravención o multa y él se pondrá otro pañuelo u otra bandera y a lo mejor es la bandera norteamericana. ¿Qué es preferible? Yo no creo que ese hombre esté utilizando mal los símbolos, porque siente esa bandera.

Finaliza él esta primera parte apostillando: de todas maneras, creo que las regulaciones hay que explicarlas, para que la gente quiera cumplir la ley. Se puede decir: la ley es esta y hay que cumplirla, pero esto no debe ser así, pues es un problema de educación y de crear una cultura y para lograr eso se tienen que explicar muy bien las leyes, para entender todo lo relativo a ellas y, en consecuencia, asumirlas con convicción.

Posteriormente le dieron la palabra al diputado Alexis Lorente Jiménez, por demás presidente del gobierno municipal de Sancti Spíritus, quien se refirió exclusivamente a lo que dicta la nueva ley y a sus disquisiciones sobre lo que es flexible y que hay que cumplirla, asegurando que creía que en Sancti Spíritus se había dado un amplio debate, pues sobre todo se dio la posibilidad de emitir criterios de manera libre.

Es un claro defensor de una de las miradas múltiples de la sociedad cubana al respecto, y en ese caso hace una interpretación personal de lo que la institucionalidad asume en el sentido de que este proyecto de ley deja clara la flexibilidad para el uso de los símbolos, pero partiendo del respeto a lo normado, enfatizando, por ejemplo que no se imagina ver la bandera en un zapato, short o prenda de baño.

Cuando intervino la periodista Elsa Ramos estaba claro desde un inicio que no se alineaba tanto a la posición más oficial anterior, aunque sí considera que Reigosa tiene toda la razón, considerando que hay que tener en cuenta todas las opciones para no irnos a los extremos y sobre todo para atemperarse a los tiempos que están corriendo.

Se pregunta, como para insuflar gasolina al debate que todavía no existe: ¿Cómo quedará a la luz de la nueva ley el vestuario de los deportistas cubanos o la canción “emblemática” de Habana de Primera, que tiene el himno nacional dentro? Pues se trata de eso, hasta dónde permitir en la nueva legislación.

Para Carlos Gómez el propósito de la ley está explícitamente reflejado en la misma y se manifiesta en la determinación de su alcance, que no es otro que el reflejar ese estado nacional que se formó en esa historia de lucha y que, asumiendo una frase de Martí sobre la bandera, considera que la enseña nacional es la que hay que llevar siempre en la lucha que estamos librando en este mundo tan convulso y tan lleno de elementos culturales que se alejan por completo de lo que queremos los buenos cubanos, con lo que expone una idea que, sin fundamento o explicación, puede ser gallardete del conservadurismo que expresa también una parte de la sociedad.

Al presidente de la Unhic en Sancti Spíritus se le preguntó por la relación símbolos-historia, acentuando sin vacilación que en los símbolos se sintetiza toda la historia patria, argumentando que no ha habido una batalla, un combate importante tanto en el plano militar como en el de las ideas que no haya estado presidido por nuestros símbolos.

Abundando en la historia asegura: sobre cuál sería la bandera que debería asumirse en la guerra del 68, si la de Céspedes o la de Narciso López, en la discusión que se produce en Guáimaro se aprueba que nuestra enseña nacional sea la que hoy tenemos como tal y que la de Céspedes permanezca junto a ésta en las sesiones del legislativo.

Concluye planteando que: después de las decisiones de Guáimaro, Martí rescata toda esa historia y publica en el periódico Patria una versión del himno, el que posteriormente va a tener otras versiones y se proclama como himno nacional en la constituyente de 1900-1901 y a partir de allí es una pieza clave en toda la historia del país.

Ante la impronta del presentador sobre el acentuado uso de distintas banderas, incluyendo la cubana y la americana, en los últimos años y sobre todo en los jóvenes, Elsa asegura sin miramiento: para mí no hay mejor imagen de un cubano que esté fuera de Cuba, por las razones que sean, que esté en un espectáculo musical o deportivo y que ese cubano enarbole una bandera cubana y no están en Cuba, eso tiene un simbolismo y dice algo de lo que significa esa bandera porque son cubanos que no están aquí, así que llevar con ellos esa bandera debe ser por algo y tiene que ver con la identidad e identificación de donde Ud. nace y es.

La periodista afirma con el mazo de la contundencia: las banderas no son de los gobiernos, son de los pueblos. Con ellas se identifica la historia de los pueblos, quienes tienen diversos gobernantes y cada uno de ellos puede interpretarlos a su manera.

Y a continuación sigue con esa idea: ¿Cómo tenemos que ver ahora a la bandera norteamericana porque Trump recrudeció las medidas contra Cuba? ¿Ahora es buena o es mala?. Por eso la flexibilización también tiene que tener en cuenta esos elementos, porque más allá de las diferencias, hay un vínculo histórico con el pueblo norteamericano, además allí hay muchos cubanos que defienden la política cubana y están en contra de las medidas del presidente estadounidense.

Ejemplifica, finalmente, sobre lo que considera nunca debe hacerse: estaba yo por mi trabajo hace un año atrás cubriendo un evento deportivo y una persona que estaba en la grada que tenía una bandera norteamericana la mandaron a salir y me quedé estupefacta.

Ysrael Coca Monteagudo, presentado como doctor y metodólogo del Mined provincial dice que en todos los niveles educativos hay posibilidades de intencionar y llevar adelante la educación sobre los símbolos patrios, en tanto hace una relatoría de lo establecido en el sistema educativo de manera curricular para el proceso de enseñanza-aprendizaje con respecto a los símbolos.

Inquirido sobre lo fundamental para conocer y respetar lo símbolos asegura que la existencia de una educación en valores que haga que el conocimiento y responsabilidad de los alumnos se correspondan con sus sentimientos y formas de actuación.

A modo de ejemplo expone que lo primero que hay que hacer para que se cante bien el himno es enseñar a cantarlo. Habrá que poner grabaciones y que los muchachos canten sobre las mismas, porque siempre se les enseña que el himno es una marcha de combate y guerra y que por ello no se puede cantar de esa manera pusilánime, pero aparte de enseñarlo hay que coger algunos turnos extras para enseñar cómo cantar el himno y cómo izar la bandera.

Con relación a este punto, el profesor Reigosa aclara que cantar el himno es un problema cultural y recuerda que cuando estaba en Venezuela constató que el himno de ese país, que dura como siete minutos, a pesar de que muchos ni se lo saben completo, en cualquier espacio se canta alto y claro y con un amor y entonación tremenda y los cubanos que en momento lo hicieron así parecía como si les diera pena cantar y eso quizás es un problema cultural que se ha ido trasmitiendo.

Mira, -insiste en su demostración- mi escuelita primaria era en medio de un pequeño batey cañero y a pesar de que la ley sobre símbolos decía que una vez comenzado a cantar el himno no se podía parar, constató que su maestra tenía su dilema y decía ella, estamos en un lugar apartado, pero nadie me puede a mí decir que yo no puedo enseñarles a ustedes a entonar la letra del himno y no se puede venir a hacerlo por las mañanas como lo hacemos, y paraba y volvía y paraba hasta que se aprendía a entonar el himno, concluyendo sobre esto que todos los factores educativos deben sumarse, para que el problema cultural que se tenga se resuelva.

Casi al final del programa y como dicotomía sobre los modos de utilizar los símbolos, el presentador siendo portavoz de algo que se gestaba antes que perseguía el punto de vista más personal, pone el ejemplo del uso del himno por la agrupación Habana de Primera en su canción “Me dicen Cuba”, que supuestamente viralizó estas notas y que se ha convertido en una oda de patriotismo, habiendo sido el primero Carlos Gómez en tomar partido al plantear “mi consideración está refrendada en el proyecto (…) el que dice que se prohíbe que el himno sea utilizado como elemento comercial”, con lo que evidentemente rechaza este tipo de acciones por muy patrióticas que aparenten ser.

En una posición central y menos conservadora con respecto a lo que él mismo había expresado antes, estuvo la opinión del diputado, aclarando que lo prohibido por la ley es el uso del himno como publicidad comercial, asegurando que “aunque tendríamos que centrarnos en que el himno no es esa melodía que escuchamos en la canción. El himno de Bayamo son las dos primeras estrofas del himno de Bayamo escrito por Pedro Figueredo en su momento y cantado por primera vez en el 1868, volviendo a aclarar que se tendría que centrar el estudio en ese caso particular.

El presentador dice que esa parte del sonido detiene a cualquier cubano, a lo que Reigosa, sin dudas muy solidario con las novedosas formas en que se manifiestan los símbolos acentuó que “esa es una canción tremendamente patriótica, que le mueve las fibras del patriotismo a cualquiera y que ese fragmento del himno yo creo que está muy bien colocado. Más que lo regulado, yo creo que sería contraproducente prohibirlo, porque muy pocas veces surge algo tan patriótico y tan lindo dentro de una canción, además de que esa canción no es comercial”.

Reigosa, sin proponérselo, concluyó todas las disertaciones al afirmar “ahora lo que nos toca es aplicar bien, eso es lo más difícil y el gran reto, aplicar sin extremos y sin malas interpretaciones y de haberlas, rectificar; para que entonces ese fenómeno cultural nazca con que nosotros tengamos un mayor respeto y conciencia sobre los símbolos patrios”.

William Luncast, 5 de mayo de 2019

Williamluncast/William Luncast/William Luna Castro/Guillermo Luna Castro/Paripé/Unión de historiadores de Cuba –Unhic-/Universidad José Martí de Sancti Spíritus –Uniss-

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s